LEA: Romanos 8:19-27
[El Espíritu Santo] conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos. —Romanos 8:27
 

A través de los años, he tenido oportunidad de enseñar de la Biblia a muchas personas en todo el mundo. Como solamente hablo inglés, suelo trabajar con intérpretes que pueden tomar las palabras de mi corazón y traducirlas al idioma de los oyentes. La comunicación eficaz depende totalmente de la habilidad de estos traductores. Ya sea que se trate de Inawaty en Indonesia, Annie en Malasia o Jean en Brasil, ellos se aseguran de que el significado de mis palabras se exprese claramente.

LEA: Salmo 19:1-6
Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. —Salmo 19:1
 

Me encanta la naturaleza y alabar a su Creador, pero a veces me siento erróneamente culpable de admirarla tanto. Entonces, recuerdo que Jesús la utilizó como una herramienta de enseñanza. Para alentar a la gente a no preocuparse, usó como ejemplo unas simples flores silvestres. «Considerad los lirios», dijo, para luego agregar que aunque las flores no trabajan en absoluto, Dios las viste de hermosura. Concluyó señalando que si Él viste con tanta gloria algo temporal, sin duda hará mucho más por nosotros (Mateo 6:28-34).

LEA: Juan 4:7-14
… el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. —Juan 4:14

 

En el norte de Michigan, en Estados Unidos, hay una maravilla de la naturaleza: un lago de unos 12 metros de profundidad y 90 metros de ancho. Los aborígenes lo llamaban «Kitch-iti-kipi» o «la gran agua fría», conocido hoy como The Big Spring. Nace de corrientes subterráneas que impulsan cerca de 40.000 litros de agua por minuto entre las rocas hacia la superficie. Además, la temperatura del agua se mantiene constante en unos 7 ºC, lo que hace que no se congele ni siquiera durante los brutales inviernos helados de esa región. Los turistas pueden disfrutar viendo esas aguas durante todo el año.